Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 16
  1. #1
    Habitual Avatar de Laureano2
    Fecha de ingreso
    08 feb, 14
    Mensajes
    349

    Hombres de bien

    De la newsletter "Hombres de bien": DOS ICONOS
    Seamos sinceros: un hombre no puede -no debe- vestir muchos complementos. Reloj, gafas, pulsera (y esto con pinzas). Y para de contar. Porque empiezas a caer en la espiral del hipnótico universo de los complementos (nos encantan, joder) como sin darte cuenta, y un día te levantas y escuchas a Scissor Sisters y sabes cuál es el tono exacto del azul aciano. No.

    Gafas de sol. Un básico tan básico que duele ver cómo lo maltratamos. Mesas de terrazas en Juan Bravo con réplicas asquerosas, modernos con cristales-espejo o peor, con gafas de Massimo Dutti, ¿qué coño os pasa? No importa. Hoy elegimos dos iconos. Dos joyas imprescindibles:

    Oliver Peoples Gregory Peck

    La joya de la corona. Nuestro Birkin. Nuestros Manolos. Hablo con Nacho Pérez, la voz de Oliver Peoples en España (y buen amigo). Efectivamente, este modelo es el Rolls de Luxoticca -ahí es nada. Son (como deberías saber) un homenaje al modelo que viste Gregory Peck en esa obra maestra llamada Matar a un Ruiseñor.

    El hijo de Peck conoce a Larry Leight (fundador y hoy director creativo de la marca) y le pidió que las fabricara cediendo su nombre para el modelo. Fabricadas a mano en Italia, con el mejor material existente. Acetato Mazzuchelli (el mejor del mundo) y lentes Barberini (también el mejor fabricante del mundo de lentes de sol). De la parte técnica no os cuento más. Hacedme caso. Son las gafas.

    Persol Ed. Limitada Steve McQueen

    Persol, la otra niña mimada de Luxoticca. Vamos por partes. Las vimos por primera vez en The Thomas Crown Affair (Norman Jewison) y volvió a lucirlas en La huida (Sam Peckinpah) pero es que McQueen adoraba -de verdad- la marca. Tenía una colección muy respetable de Persol y fue mejor su representante natural, de la misma manera que lo fue del Submariner. De la primera edición de las Persol PO 714 sólo se fabricaron 10.000 ejemplares, agotadísimos. Este 2013 la han reeditado con su flow habitual: lentes polarizadas azules, montura pleglable, grabadas con el nombre de Steve y una bolsita de piel que es todo amor.

    Salud.
    Última edición por Laureano2; 15/02/2014 a las 14:40

  2. #2
    Habitual Avatar de Laureano2
    Fecha de ingreso
    08 feb, 14
    Mensajes
    349
    De la newsletter "Hombres de bien": CONDUCE TU COCHE
    Tenía veintipocos. Conducía descamisado y con las ventanillas bajadas, asfixiado de calor en un Opel Kadett del 79 que le vendieron a mi padre por cien mil pesetas y que luego heredé yo. Parecía que fuera a desmontarse cada vez que me acercaba a 110 por hora. Lo conducía despacio pero feliz, cantando y bailoteando en el asiento. Con ese coche huía de los follones de casa y me volvía a Granada, donde estaba mi novia, mi paz y mi estudio en la Plaza de la Trinidad. Cómo no iba a querer a ese Kadett si me daba la felicidad.

    Desde entonces lo he tenido claro. Un hombre debe ser dueño de sus propias coordenadas. Poder plantarse en un sitio cuando hace falta y poder largarse cuándo sobra. O cuando le da la gana.

    Para eso vale un coche. Para decidir dónde se come un sábado mirando Google Maps y no el plano de metro. Para volver a casa por Navidad y escaparse cuando los cuñados empiezan a tomar el control. Para hacerse un roadtrip con amigos que acabe como en The Hangover: solazo, deshidratación y "qué coño pasó anoche".

    A nadie le deseo yo conocer en la distancia a la que puede ser la mujer de su vida y tener que decirle, por Whatsapp, que es que para el viernes ya no quedan billetes de tren para poder visitarla o que "el vuelo de Ryanair sale demasiado pronto y no me puedo escapar del trabajo", que "lo dejamos para más adelante, para otro finde que venga mejor". A nadie. Porque igual que en el comercio, en la vida hay mucho de location, location, location.

    Con un coche sabes que tras un "qué cojones", un Redbull y medio depósito de gasolina puedes plantarte allí a tiempo para la cena. Y si luego no sale como que esperabas, pues vrooom, vrooom y a otra cosa. O a otro sitio.

    Subvencionan los vuelos de Ryanair pero gravan con veinte impuestos la gasolina y la conducción. La gente va en avión como ganado y encima aplaude al aterrizar. Viajar hoy es un acto grupal en el que el individuo se disuelve en el grupo touroperado. Por eso nunca ha tenido más sentido quemar neumático a solas. Conducir tu propio coche es un acto de autoafirmación, de individualidad. De "yo soy yo".

    Hablo de salirse del trazado del Alvia, de descubrir los recovecos de los mapas. Carreteras regionales, comarcales… De programar el TomTom para que evite autovías y nos de rutas con curvas. Benditos algoritmos.

    Conducir también cura las penas. Al volante, velocidad más o menos constante, conduciendo tranquilo, uno rumia las cosas de otra manera, como dedicándoles menos recursos. Y así, despacito, va masticando preocupaciones y acomodando demonios. Todo va colocándose en su sitio. Carretera y manta como receta para la ansiedad.

    Hay que hablar más de coches. Lo haremos, seguro. De las marcas, los modelos y las formas de conducir. De preparar el playlist con el mismo cuidado con el que se prepara una ruta. De las liturgias antes de girar la llave del contacto. De conducir con sol y sin capota, con lluvia o con noche cerrada.

    Ser más libre. Más dueño de tu vida y tus momentos.

  3. #3
    Habitual Avatar de Laureano2
    Fecha de ingreso
    08 feb, 14
    Mensajes
    349
    De la newsletter "Hombres de bien": QUÉ NO SOMOS

    Qué no somos
    Cinco números de Hombres de bien -y no, no hay manera de acceder a ellos. Nos preguntan que qué es eso de “Hombres”, ¿qué pasa con las mujeres? Nos preguntan por Icon, por Don y por una cosa infame que llaman “el nuevo hombre”. Qué horror.

    Así que en vez de definirnos por lo que somos (qué coñazo, ¿no?) mejor armamos La Impaciente y soltamos lastre en la cara del barquero. Aquí van un puñado de verdades:

    • No somos modernos, hipsters, it boys, entrepreneurs ni mucho menos cazadores de tendencias. Es más, detestamos las tendencias.


    • No somos una revista de lifestyle ni un “nuevo medio” ni pretendemos ser la guía de nadie, sólo faltaba. Simplemente nos gusta contar historias y ya casi no quedan bares decentes.


    • No creemos en esa soplapollez de que “el saber no ocupa lugar”. Ocupa lugar y no tenemos muchas ganas de ocuparlo con basura.
    • No tenemos (ni tendremos) Twitter ni Facebook ni Google+ ni Instagram. Sólo un mail. Que siempre contestamos.


    • Esto es un club de caballeros para caballeros. Sin embargo, hay más mujeres suscritas (bastantes más). No están invitadas en el cartel de la puerta -cierto- pero, ¿desde cuándo una mujer necesita que la inviten a una fiesta para entrar?


    • Nos gusta el papel y nos gusta lo digital. En realidad nos gusta una buena historia, como si la escribes en un rollo de cocina.


    • No llevamos monóculo.


    • No nos interesan los tópicos. Nos gusta Robert De Niro (te alabamos, Coppola) pero también Lapo Elkann. Visconti pero también Anton Corbijn. Si ellas pueden permitirse el lujo de ser contradictorias, ¿por qué narices nosotros no?


    • Nos gustan las cosas bien hechas, ¿tenemos que explicar esto a estas alturas del fango?


    • Nos la pela la moda. Nos gustan la ropa y los objetos bellos.


    • No aceptamos publicidad. Si hablamos de Mugaritz, Oliver Peoples, Hermès, Heuer, Josean Alija, Porsche, Monocle o Lange & Söhne es porque son marcas que amamos. Sin dobleces. Como clientes. Sí, esos que sueltan la pasta.


    • No venimos aquí a ajustar cuentas.


    • Nos gusta hacer apuestas y perderlas.

  4. #4
    Habitual Avatar de Laureano2
    Fecha de ingreso
    08 feb, 14
    Mensajes
    349
    De la newsletter "Hombres de bien": WHISKY
    Whisky

    Aunque lo habían intentado otros antes, a mí me enseñó a beber whisky una mujer, más guapa y más joven que yo, en un aeropuerto. El día había sido duro y el avión de vuelta a Madrid acumulaba retrasos. Era la una de la madrugada de un jueves y en la T1 del Prat ya sólo quedábamos los rezagados del último vuelo. Teníamos un vale para gastar en el bar y ella decidió por mí: Whisky, a palo seco. "Bebe sorbos pequeños, siente como te va relajando todo el cuerpo". Maldita la razón que tenía.

    ¿Por qué whisky y no otra cosa? Porque el whisky duele mejor.

    El whisky es la salida y la llegada. La paz del trabajo bien hecho. Desinfectante para el alma. Es el pasaporte de los nacionales de "aquí estoy, con mis fortalezas, pero también con mis heridas y mis mierdas". En Madrid, Bogotá o en Osaka. Tengas treinta, cincuenta o setenta tacos. Seas de la raza que seas. Las puñeteras Naciones Unidas del final del día.

    Si estoy solo y el día ha rodado bien, me sirvo un Auchentoshan Three Wood. Madera, miel y tierra. Es una malta con tres destilados. Sólo ellos hacen eso en Escocia. Al Three Wood lo envejecen en tres barricas distintas que se han usado previamente para Bourbon, Oloroso y Pedro Ximénez. Así deja luego el vaso, oliendo a mujer bonita y chocolate.

    Si el día es malo, prefiero algo más fuerte y seco, que limpie mejor. Algún Nikka, por ejemplo.

    Sí, sí. Los japos hacen whisky. Y del mejor. En 1918, Masataka Taketsuru se plantó en Escocia para aprender. A su vuelta a Japón buscó un buen manantial de agua y unas tierras que se pareciesen a las que había visto en los Lowlands. Había estudiado durante años el procedimiento y lo practicó con la disciplina de un dō. De ahí salieron Suntory y Nikka, hoy ganando todas las medallas y las catas ciegas. A la belleza desde la repetición y el perfeccionamiento. Cabronazos.

    El whisky es un regalo si se bebe cuando toca y como toca. Esto es importante. Una borrachera de whisky acaba en resaca de whisky. Y eso no lo deseas, créeme. Maldecirás tu vida mientras sientes como el mismo diablo te da puñetazos en el estómago. Pero bien tomado te reconcilia contigo mismo, te ayuda a comprender.

    El whisky te mira a los ojos del alma. Es él y tú. Dicen que es una relación jodida porque tú lo amas pero él nunca te corresponde. Pero qué relación no lo es.

  5. #5
    Habitual Avatar de Laureano2
    Fecha de ingreso
    08 feb, 14
    Mensajes
    349
    De la newsletter "Hombres de bien": BASTA DE CARPE DIEM
    Basta de Carpe diem

    Carpe diem. La frase original se encuentra en un poema de la obra "Odas" escrita por Horacio (año 65 A.C) que es una versión reducida del original: “carpe diem quam minimum credula postero” cuya traducción es “toma este día y confía tan poco como puedas en el siguiente”. Vive el momento. La expresión cobró especial importancia en la literatura del Renacimiento y el Barroco, pero tú -querido lector- no lo conoces por el soneto de Góngora con el que comienza Ilustre y hermosísima María. No. Lo conoces por El club de los poetas muertos, excelente película de Peter Weir culpable de (tantas) tonterías de nuestra adolescencia.

    Años antes (finales de los 60 y principios de los 70) el grito Carpe diem se dibujaba en los carteles a la vera de aquel "Lo que sientes es todo lo que importa, porque todo lo que importa está hecho de lo que sientes": el Flower Power de Allen Ginsberg, la contracultura que nació una década antes en la América desolada de los beatniks: Allen Ginsberg, Jack Kerouac y William S. Burroughs. Los barros de los que nacieron los lodos del inconformismo que hoy va impreso en esas zapatillas de cien pavos que tanto te gustan.

    "No dejar escapar el hoy, es lo que te hará grande mañana" es el nuevo eslogan de la nueva Iberia que se ha presentado esta misma semana. Just do it. Hazlo; ahora. Smell the flowers while you can, una cita del artista estadounidense David Wojnarowicz que U2 prostituyó hasta el infinito. El Think Different de aquella Apple que ya no existe o el Rebel by Choice cosido a -a máquina- en todas las chupas de Harley Davidson. Impossible is nothing (Adidas), Make Believe (Sony) o el Challenge Everything de Electronic Arts.

    Vive, juega, paga, rápido, ahora, ya. Hazlo. Vas a morir, chaval. Disfruta del día, no desperdicies las horas de hoy, porque son únicas e irrepetibles. Que lo hagas. Que vivas, coño.

    Amo la publicidad y amo (algunas) marcas, pero más que a las dos amo una buena historia y el cuento del Carpe diem ya no lo es. No cuando ilustra cada postal cuqui de Pinterest, cada editorial de moda y tantas letras estúpidas de tantas canciones olvidables de grupos que no importan.

    La contracultura del vivir lento. Reflexionar el siguiente paso. Elegir, esperar, parar. Nada valioso se construye en el momento. Regresar -por qué no- al oficio, al maestro y al bolígrafo. Aprender a mirar (a mirarte). Pensar en hoy; pero también en mañana, en todos los mañanas.

  6. #6
    Habitual Avatar de Laureano2
    Fecha de ingreso
    08 feb, 14
    Mensajes
    349
    De la newsletter "Hombres de bien": HÉROES
    Héroes

    Nunca fui muy bueno jugando a fútbol. No es que fuera un nerd o un inadaptado. Eso de regatear sencillamente no se me daba bien. Solía ser de los que, cuando los dos capitanes elegían a sus jugadores, se quedaba de los útimos. El gordito y yo. Hasta que decidí dejar de intentarlo. A la humillación había que sumar el tedio: los ratos de antes y de después del comedor se hacían eternos si no jugabas el puñetero partido; no había mucho más que hacer. Hasta que nos abrieron la biblioteca del colegio y llegó el cabronazo del Capitán Nemo, me dio dos bofetadas desde el puente de mando del Nautilus y me quitó la tontería.

    Desde mis nueve años siento gran respeto por los hombres que se enfrentan solos a una causa: los héroes.

    Los héroes son el listón que marca cómo de altas son nuestras aspiraciones, son referentes morales. Puedes medir a un hombre por sus héroes. Y si no los tiene, ten por seguro que es alguien de moral liviana.

    Por lo general, el código de conducta de un héroe es superior al de la mayoría. No busca notoriedad, tan solo tiene un sentido muy claro del bien y del mal. Le da igual lo que diga la ley, la iglesia, el partido, la comunidad de vecinos o el zeitgeist bienpensante. Su conciencia manda.


    Before I can live with other folks I've got to live with myself. The one thing that doesn't abide by majority rule is a person's conscience.
    Atticus Finch en To Kill a Mockingbird


    El héroe es más hombre que el líder. Porque está solo. Nada de subsidios ni empujoncitos. Es el viejo pescador de Hemingway, en su barca, en mitad del mar. Al contrario que el líder, que tiene la fuerza del grupo, el héroe hace su camino impulsado por sus principios. No le apoya la manada. Es Atticus Finch desarmado frente a la horda con fusiles que quiere ajusticiar a Ted Robinson. Finch, con sólo un libro en sus manos es, en ese momento, el héroe frente al al líder. Se juega la vida por salvar la del negro porque es lo justo. Hace lo que tiene que hacer.


    A man's gotta do what a man's gotta do.
    Tom Ransome en The Rains of Ranchipur


    Hay algo de misántropo en el héroe. Mira con desconfianza, casi con desprecio, al grupo. Lo gregario le parece tribal y primitivo. En la tribu todo es público, nada privado. Liberarse del yugo de lo comunitario, ser por si mismo y no como parte de 'algo mayor' es para él una forma de evolución.


    I don’t make comparisons. I never think of myself in relation to anyone else. I just refuse to measure myself as part of anything.
    Howard Roark en The Fountainhead


    Dicen que un hombre actúa siempre motivado por sexo, poder, dinero o prestigio en diferente combinación. El héroe no. Él se entrega a su causa. Tiene un plan y trabaja para él. No para los aplausos ni para la posteridad. Su realización, su felicidad, viene de su logro. Quizás se enriquezca, aunque ese no es el objetivo. Santiago pesca el pez y es feliz, le da igual que nadie lo fuera a creer en la aldea porque él sabe que lo ha logrado. Al arquitecto Roark sólo le importa su obra:


    The only thing that matters, my goal, my reward, my beginning, my end is the work itself. My work done my way.
    Howard Roark en The Fountainhead


    El héroe llega hasta el final. No hay grises ni paraditas a mitad de camino. Walt Kowalski no vacila cuando decide entregar su vida para salvar la del joven hmong en Gran Torino. El viejo es íntegro. Llega hasta el final por lo que cree. Debe ser algo que se gana con la edad, porque al pescador de Hemingway le pasa parecido:


    “Fish," he said softly, aloud, "I'll stay with you until I am dead.”
    Santiago en The Old Man and the Sea


    Y es que el héroe elige sufrir. Lágrimas de rabia y dientes apretados. Magulladuras y sangre para volver a empezar, para dar otro paso aunque el viento corte y todo esté en contra. Es injusto pero es así: los héroes no son queridos. No hay aplausos para quien se aparta de la manada y busca su propio camino. El héroe soportará insultos, que le difamen y hasta le escupan a la cara. Nadie habrá más odiado y sin embargo más necesario para recordarnos lo que es ser un hombre.

  7. #7
    Habitual Avatar de Monro
    Fecha de ingreso
    09 feb, 14
    Ubicación
    Valencia
    Mensajes
    1,449
    Estoy suscrito a ese newsletter desde hace poco, así que solo había podido leer el último que mandaron hace unos días, el de Héroes.

    Gracias por ponerlos!

  8. #8
    Registrado Avatar de Tito
    Fecha de ingreso
    06 feb, 14
    Mensajes
    85
    Pluma muy al estilo "Manual de un buen vividor" http://manual-de-un-buen-vividor.blogs.elle.es/

    Me ha gustado la exclusividad al hacerlo "Newsletter", pero sin más.

    Un saludo.

  9. #9
    Habitual Avatar de Pablo
    Fecha de ingreso
    05 feb, 14
    Ubicación
    Vigo
    Mensajes
    5,251
    No me engancha, un toque demasiado "de publicista". Da la sensación, por ejemplo, que lo de hacerlo por correo es simplemente una postura, un yo lo hago diferente. Vamos, un poco hippster, en contradicción con sus palabras.

    Un saludo.

  10. #10
    Habitual Avatar de Carlos
    Fecha de ingreso
    05 feb, 14
    Ubicación
    Burgos
    Mensajes
    5,175
    Cita Iniciado por Pablo Ver mensaje
    No me engancha, un toque demasiado "de publicista". Da la sensación, por ejemplo, que lo de hacerlo por correo es simplemente una postura, un yo lo hago diferente. Vamos, un poco hippster, en contradicción con sus palabras.

    Un saludo.
    Escríbeles un mail. Pone que contestan a todos.

    Un saludo.
    ''No hay una segunda oportunidad para una primera impresión.'' - Oscar Wilde

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •